Se despide tras 20 años junto al BdM

Monterrey, México (08 mayo 2017).- En una función emotiva y de gran calidad con “La Bayadera”, Andrea Juárez, solista del Ballet de Monterrey, se retiró tras 20 años de carrera en la compañía.

Durante su actuación interpretando a Gamzatti, Juárez lució radiante, llena de emoción y con una fuerza que conmovió hasta las lágrimas a algunas personas del público que acompañaron en el adiós a la bailarina regia.

Y aunque Gamzatti es una especie de villana en “La Bayadera”, las ovaciones que en todo momento el público le dedicó a Juárez en sus apariciones, hicieron que el personaje se convirtiera en estrella de la noche.

Tras la función, José Manuel Carreño, director artístico de la compañía, subió al escenario para brindarle un reconocimiento a Juárez y reconocer su labor dancística.

La noche fue emotiva para la artista, quien no pudo evitar las lágrimas. Un mariachi le dio sabor mexicano al momento y siempre estuvieron presente las exclamaciones de cariño y admiración de familiares, alumnos, colegas y amigos de la homenajeada.

“Estoy muy emocionada, muy contenta, triste también porque voy a dejar 20 años atrás de lo que hice, pero orgullosa de lo que logré”, dijo Juárez.

“Vino mucha gente que conozco y con la que pasé momentos. Estoy muy agradecida con ellos. Ahora quiero seguir dentro del ballet dando clases y (ofreciendo) mis tips a los nuevos talentos”.

Ésta fue la última función de la puesta que formó parte de la Temporada de Primavera 2017 del Ballet de Monterrey. El espectáculo ofreció grandes actuaciones, especialmente de sus bailarines principales.

Interpretando a Nikiya estuvo la Primera Bailarina Katia Carranza, quien dice adiós a la compañía ya que regresará al Miami City Ballet. Ella fue parte del Ballet regio en los últimos nueve años.

Carranza tuvo una noche magistral. Etérea, con gran seguridad y desenvoltura escénica, impresionó al público.

Por ello, aunque no se irá del todo, pues volverá como invitada en puestas como “El fantasma de la ópera”, se extrañará su talento en la compañía local.

“Voy a estar un poquito aquí y un poquito allá, pero estoy muy contenta de tener esta oportunidad”, dijo Carranza. “Ya estuve bailando allá, pero igual estaba muy joven. Siento que he crecido mucho como artista y me siento como más segura. Regresar en esta etapa de mi vida (a Miami) va a ser algo muy padre”.

Ante estas dos salidas, la compañía regia tendrá que hacer algunos cambios entre promociones y nuevas incorporaciones, adelantó Carreño.